Immanuel Kant

Biografía de Immanuel Kant

Immanuel Kant nació en 1724 en Königsberg , en Prusia (Alemania actualmente). Era hijo de un guarnicionero pietista, una religión protestante que influyó mucho en su pensamiento. Durante su juventud adquirió conocimientos sobre lenguas clásicas, matemáticas y lógica. Más tarde se matriculó en filosofía y se interesó también por las matemáticas y las ciencias naturales.

Estudió sobre Newton y se puso al corriente de las tendencias empiristas y los ideales de la ilustración de Francia.

Ejerció como profesor privado y más tarde se doctoró en filosofía con una disertación sobre el fuego. A partir de esto comenzó como auxiliar hasta que fue nombrado catedrático. Esta posición le facilitó poder dedicarse más intensamente a desarrollar filosofía.

En toda su vida salió de su ciudad natal, donde vivió con sencillez, regularidad y ausencia de perturbaciones. Desde donde admiraba los ideales de la ilustración y la revolución francesa.

Murió en 1804 en su ciudad natal.

Pensamiento de Immanuel Kant

La filosofía kantiana se conoce como la manera de pensar de Kant. Que estaba basada en el analisis, las probabilidades y los límites del conocimiento.  Su proycto consistió en establecer los principios del conocimiento de la naturaleza, igual que los presocráticos. También establecer y justificar los principios de la acción y condiciones de libertad, es decir, los principios éticos. Y finalmente delinear el destino del ser humano.

Teoría del conocimiento

Kant toma las matemáticas como ideal de las ciencias y consideraba que la filosofía debía ser una actividad basada puramente en la razón.

En su obra Crítica de la razón pura trató de fundamentar el conocimiento  humano y fijar sus límites. En esta obra dice que habría que entender las limitaciones de la razón y pretender alcanzar más conocimiento que la experiencia. Los racionalistas decían que la única fuente de conocimiento era la razón y los empiristas lo limitaban a al experiencia. Pero Kant distingue a las dos como fuentes de conocimiento validas:

Sensibilidad :  nos suministrará la materia del conocimiento procedente de la experiencia. En este punto entraría al que le llama el conocimiento a posteriori, o el que se hace posible gracias a la experiencia.

Entendimiento : nos suministrará la forma del conocimiento. Entre los que se encontraría el conocimiento a priori, que sería el que no necesita la experiencia.

También distingue entre dos tipos de juicios :

Analíticos: son juicios explicativos que no aumentan el conocimiento y son siempre a priori.

Sintéticos:  son los juicios que amplían nuestro conocimiento.

Este filosofo intentaba que se concibiera la filosofía como el conocimiento estructurado a partir de unos conocimientos a priori que permitan ordenar la experiencia.

Metafísica Kantiana

Kant como ya hemos dicho admiraba los ideales de la ilustración decía “Sapere Aude” que quiere decir, piensa por ti mismo. Pues diferenciaba la ciencia, de la cual decía que tiene principios de los que todo el mundo está de acuerdo. Y la metafísica es algo diferente a la ciencia porque cada uno cree una cosa diferente.

Definía la metafísica como el hecho de que el ser humano quiera saber lo que está más allá de la razón. Los pensamientos metafísicos no tienen ningún componente empírico. Entonces Dios surge de nuestra razón pero ni la experiencia ni la propia razón pueden hacer que pase a ser una verdad.

Distinguió en todos los objetos :

Fenómeno: objeto tal y como lo percibimos combinando la sensibilidad con la razón. Entendiendo la sensibilidad como todo lo que percibimos por los sentidos.

Noúmeno: es la realidad en si misma independiente de nuestro modo de conocerla. Es algo que está fuera del alcance de los seres humanos.

Ética de Kant

La ética de Kant estaba fundamentada sobre una gran pregunta : ¿ Está bien mentir en algunas ocasiones ?

Siguiendo esta pregunta, si un asesino nos pregunta si tenemos a la persona que el quiere matar escondida en nuestra casa podríamos plantear dos tipos de formas de actuar. Que según Kant eran :

Teológicas o consecuenciales : pensaríamos que en el caso de que dijéramos que si, matarían a la persona que tenemos escondida en casa.

Dentrológicas o del deber :  pensaríamos si es correcto el hecho de mentir o no sin tener en cuenta las consecuencias.

” El conocimiento moral no es un conocimiento del ser, sino de lo que debe ser.”

Según su criterio ético siempre que actúes con buena voluntad nadie te puede reprochar nada. Y la búsqueda de la felicidad no es un deber sino algo que depende totalmente de ti.