Nicolás Maquiavelo

Biografía de Nicolás Maquiavelo

Maquiavelo nació en San Casciano, un pueblo situado a unos 15 Km de Florencia, en el  1469. Hijo de un abogado, de familia culta y de origen noble.

Su juventud coincidió con la grandeza de Florencia con los Médicis al mandato. Tras la caída de los Médicis Maquiavelo se integró en el servicio público durante la República. Durante esta época de su vida tuvo altas posiciones dentro del panorama político, aunque las evitaba porqué decía que no quería ser rico.

Cuando los Médicis regresaron al poder, Maquiavelo fue apresado y torturado por pertenecer a la conspiración contra ellos. Consiguieron liberarlo y se retiró a una pequeña propiedad de su lugar de nacimiento. Allí se dedicó a la agricultura y a la ganadería, a la vez que convivía con los obreros. Durante este periodo de su vida se dedicó en especial a la literatura.

En 1512 recibió la amnistía y fue acusado falsamente de estar involucrado en la conspiración contra los Médicis. Y unas semanas antes de la expulsión de los Médicis 1527.

El movimiento artístico en el que está la obra de “El principe” és el Barroco, durante la edad contemporánea.

Pensamiento de Maquiavelo

Un pensamiento o plan maquiavélico quiere decir que es un plan o pensamiento malvado. Que como se puede ver deriva del nombre de este filósofo. Y esto es porque describió el ideal de un gobernante despótico y malvado para obtener el poder.

El proyecto filosófico de Maquiavelo era la teoría política. Y no en una mecánica de gobierno con moral y fundamentada en la ética, sino teniendo en cuenta los medios por los que se puede llegar a conseguir el poder y mantenerlo.

Sostuvo que el fin de un estado era garantizar la seguridad y el bienestar  al ciudadano. Y que justo por eso el gobernante tenía derecho a valerse de medios inmorales para la consolidación y conservación del poder. El pensamiento de este filósofo estaba enfocado al realismo político, que decía que debía hacerse como acto puro, sin connotaciones morales y trascendentales.

Para Maquiavelo un estado debe estar preparado para que por mucha maldad que haya entre los ciudadanos este se mantenga firme.

El político o gobernante ideal

Maquiavelo describió al gobernante ideal como alguien hábil, capaz de manipular situaciones valiéndose de cualquier medio. De aquí su famosa frase :

“El fin justifica los medios”

Decía que esta persona debía ser alguien que combinara la fuerza y la perseverancia, intuitivo para sortear obstáculos  y sin escrúpulos. Debería ser capaz de actuar ante cualquier imprevisto, dispuesto a traicionar según las circunstancias.

EL político no posee la virtud pero debe aparentar tenerlas todas. Además propone que el gobernante actúe con indiferencia ante el bien y el mal, es decir, con absoluto despotismo. Un buen líder puede ser amado o temido, pero si es amado le podrían tratar cómo débil y sin respeto así que dice que es mejor ser temido con estas dos frases :

“A los hombres  hay que acariciarlos o destruirlos, pues vengarán un insulto leve, pero quedarán indefensos si se les aplica un golpe duro”

“De aquí surge una controversia, si es mejor ser amado que temido, y viceversa. Se contesta que correspondería a lo uno y a lo otro pero como es más complicado hacer la combinación es más seguro ser temido”