Platón

La teoría de las ideas

 

Biografía

Su verdadero nombre no era Platón, sino Aristocles Podros. Pero le llamaban así porque en su  juventud tenía mucha fortaleza física porque hacía mucho deporte, entonces le llamaban “el de las espaldas anchas” que en griego sería Platón.

Venía de familia adinerada e influyente políticamente en la aristocracia ateniense. Participó como soldado en las guerras del Peloponeso, así que vio como el poder político y económico caía en manos de Esparta.

Fue discípulo de Sócrates y tras su muerte se refugió en Megara durante no mucho tiempo. Allí empezó a escribir sus diálogos. Tras la muerte también viajó a Egipto y a otros lugares de África e Italia. En Sicília aprendió sobre las formas de gobierno y sus manifestaciones políticas le condujeron a prisión. Entonces le pusieron a la venta como esclavo pero Anníceris de Cierne lo reconoció y lo compró para devolverle a la libertad. Despues de ser liberado, Platón compra una finca a las afueras de Atenas donde funda un centro para la actividad filosófica. En la finca había un templo dedicado a el heroe Academo, por eso le puso el nombre de Academia.

Pensamiento

Platón escribió sobre diversos temas filosóficos pero especialmente sobre: política, ética, metafísica y epistemología. Toda su obra está escrita en forma de dialogo. En los diálogos de Platón aparecen sobretodo personajes históricos aunque algunos sin registro

La teoría de las ideas y el conocimiento

La teoría básicamente expone que la única manera de acceder a la realidad es mediante la razón y el entendimiento. Platón tiene el papel de los sentidos como engañoso y hace una separación entre dos mundos. El mundo de los sentidos y el inteligible.

Una de las cosas que dice Platón sobre su teoría de las ideas es que el mundo de las ideas es perfecto y el de los sentidos no. Con un ejemplo se entiende mejor: Tenemos en mente la idea de caballo, un ser vivo de cuatro patas, que es bastante rápido. Pero imaginemos que nos encontramos con un caballo con una pata coja, eso no quiere decir que no sea un caballo porque el caballo cojo está en el mundo de los sentidos. Y en el mundo de las ideas la idea de caballo es perfecta.

“Aunque un hombre sea imperfecto hay perfección en la idea de hombre”

El demiurgo: el mundo sensible ha sido creado por el demiurgo. Produjo las cosas naturales contemplando las ideas y utilizándolas como modelos del mundo sensible.

El verdadero conocimiento

Los filósofos intentan mostrar cosas que sean eternas e inmutables. Por ello Platón desarrolla la teoría de las ideas en la que explica el mundo como él lo ve.

Nos explica que no hay nada que exista eternamente en el mundo de los sentidos. Decía que no podemos tener verdadero conocimiento sobre algo que esta continuamente cambiando. Por lo tanto según Platón no se puede tener verdadero conocimiento sobre todo lo que perciban nuestros sentidos. Y de la única manera  de adquirir verdadero conocimiento es mediante la razón.

Claro está que no siempre podemos fiarnos al  cien por cien de los sentidos, porque a veces nos “engañan”. ¿ Pero que pasa en el caso de las matemáticas ? Cuando hacemos una operación matemática estamos hablando de algo eterno e inmutable, por lo que la suma de 1 + 2  será así hasta el fin del mundo.

Conclusión : No siempre podemos fiarnos de los sentidos. Así que el verdadero conocimiento solo se encuentra en la razón, es decir, en el mundo de las ideas.

Una alma inmortal

Dentro de la teoría de las ideas también entra un dualismo sobre la humanidad

  •  El el mundo de los sentidos “todo fluye” y las cosas van y vienen.
  • En el mundo de las ideas se puede conocer a través de la razón. El mundo de las ideas no se percibe mediante los sentidos, las ideas (o formas) son eternas e inmutables

Según Platón el hombre tiene un cuerpo que fluye ( en el mundo sensible), y un alma inmortal que está en el mundo de la razón. Platón dice que el alma existe antes de entrar en un cuerpo, ¿Entonces donde está antes de entrar en un cuerpo ? Está en el mundo de las ideas, donde de alguna  manera “lo sabe todo” y según Platón en entrar en un cuerpo el alma “se olvida” de todo lo que pertenecía al mundo de las ideas y en esa vida en la que todo fluye todo lo que se le conoce como “aprender” es tan solo el recuerdo del mundo de las ideas.

Entonces, lo que pasa cuando recordamos esto es que el alma tiene el deseo de volver al mundo de las ideas. A esto Platón le llama eros que quiere decir amor, y a veces hablamos de amor platónico como un amor imposible. Esto es porque el alma tiene un deseo por volver al mundo de las ideas pero no volverá hasta  que el cuerpo no fluya.

Cuando vemos una sombra, hay algo más perfecto detrás y es la figura que hace que esa sombra se pueda ver. Por esto mismo Platón cree que :

“Los fenomenos naturales son simplemente sombras de las ideas eternas”

Ética y política de Platón

Para Platón la ética es la harmonía del ser humano. Él pensaba que había tres tipos de humanos según las características de su personalidad, que dependian de como era su alma (la parte más importante del ser, según su filosofía) por lo tanto cada uno tenía su virtud

Racional: prudencia y sabiduría

Concupiscible:  valor y fortaleza

Irascible: templanza y moderación

Decía que se subordinan entre ellos, y sin alguno de ellos no existiría nuestra sociedad tal y como es. En el alma de cada uno predomina una de estas tres virtudes ( sabiduría, valor, templanza o moderación).

Por eso el sistema político ideal para Platón sería uno en el que los sabios (filosofos) son los que gobiernan o que los que gobiernan sean filósofos. Que aprendan, que estudien, que reflexionen,…

“Que todos piensen lo mismo sobre algo no quiere decir que sea una verdad mayor” : esto quiere decir que Platón está en contra de la democracia y piensa que si algo está meditado mediante la razón de alguien sabio será mayor verdad que lo que dice la mayoría.

“Para ser justos necesitamos la razón” : como puedo saber como debo actuar si no uso la razón para saber que es justo y que no lo es, para así no cometer injusticias.

El mito de la caverna

Unos hombres habitaban en el interior de una caverna des de su nacimiento. Estaban sentados de espaldas a la entrada, con los pies y las manos atadas. Detrás suyo tenían un muro y delante el final de la caverna, tras el muro hay otros hombres que mueven unas figuras delante de un muro. Estos hombres tienen un fuego que refleja las sombras de las figuras en la pared que los hombres atados ven. Como ellos llevan viendo ese teatro de sombras desde que nacieron piensan que es lo único que existe.

Uno de los habitantes consigue desatarse y sale al exterior de la caverna, entonces se da cuenta de que el mundo real está fuera de la caverna, donde le ciega el sol. Por primera vez visualiza el mundo real pero en vez de quedarse en el decide volver a por sus compañeros del interior de la caverna. Entra y les dice que nada de eso es real y que el verdadero mundo real está fuera de la caverna. Ellos le dicen que no existe nada más que esas figuras que se ven en la pared y por decir cosas extranyas o fuera de lo normal le matan.

Platón con esta historia quiere mostrar el camino del filosofo para encontrar las grandes verdades que se esconden tras la naturaleza.