San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona: veremos su pensamiento, que fue afectado por movimientos como lo es el neoplatonismo, que surgió en el contexto intelectual del helenismo, cuyo fundador fue Plotino.

Igual que a Cicerón le gustaba filosofar como medio para encontrar la felicidad. Tambíen veremos la biografía de San Agustín de Hipona y como influyó a la filosofía y al cristianismo, ya que llegó a ser sacerdote y obispo.

Biografia

San Agustín nació el año 354 en Tagaste, una pequeña ciudad de Numidia en el Africa romana. Su padre era pagano cuando nació su hijo, sin embargo, su madre, era un ejemplo de madre devota para la iglesia. De hecho fue su madre la que hizo que San Agustín fuera cristiano.

Agustín tenía una gran imaginación y mucha inteligencia. Destacó en el estudio literario y tuvo especial interés por la literatura. Después fue a vivir a Cartago donde se vio incentivado por el teatro, donde  participó y ganó distintos concursos poéticos.

Como era San Agustín de Hipona ?

Durante sus primeros años  y su juventud se dejaba llevar por las pasiones humanas, era un hombre impulsivo y mujeriego. Aunque nunca abandonó sus estudios. Tras la lectura de algún libro de filosofía empezó a interesarse por descubrir las grandes verdades sobre el mundo. Cosa que le condujo al escepticismo.

Agustín de Hipona, las contribuciones al cristianismo : En 386 se entregó al estudio formal y metódico de las ideas cristianas y su relación con la meditación. Todo lo que poseía de dinero lo repartió entre los pobres. Fue un gran acto de caridad, y lo único que le quedó fue una propiedad que la usó para la vida monástica.

Más tarde viajó a Hipona, de aquí su nombre, donde abrió un monasterio para vivir con sus hermanos. Fue elegido sacerdote por su comunidad y más tarde obispo. Predicó y escribió mucho y desafió a los que estaban en contra de la ortodoxia cristiana.

Finalmente murió en el año 430 en Hipona.

 

Pensamiento de San Agustín de Hipona

Es el primer filosofo que hace relación entre la fe y la razón. Cree que Dios y la fe es el mejor método para el conocimiento. Cree en una colaboración entre la fe y la razón, pero piensa que la fe es más importante. Y además el conocimiento está en tu interior, solo hay que buscarlo.

Está de acuerdo con Platón en parte de su teoría en la que dice que, el conocimiento está en el alma. En el pensamiento de este filosofo se ven muchas ideas que están relacionadas con Platón. La diferencia principal está en que él sustituye las ideas de Platón por Dios.

“Cree para entender y entiende para creer “

“Mientras los escépticos creían que no podemos conocer nada con certeza, yo estoy convencido de que sí” 

Esta frase la dijo en la etapa en la que tuvo una obsesión por la búsqueda de la verdad, lo que finalmente le condujo al escepticismo.

“Si estás seguro de que dudas de todo, estás dudando de algo”

El optimismo de San Agustín

San Agustín cree que todo procede de dios, como todo creyente piensa. Y dios es una figura perfecta, por lo tanto no puede producir el mal.

Introspección

Tuvo una vida religiosa muy filosófica en la que iba en la búsqueda de Dios, pero estaba haciendo esa búsqueda en el mundo exterior. Pero  finalmente buscó dentro, distinguiendo la introspección en tres fases :

  • Existo
  • Vivo
  • Conozco

” En mi hay una realidad inmutable e innecesaria llamada dios”

Porque es santo San Agustín

Este filosofo pasó gran parte de su vida creyendo en dios, desde que su madre le convirtió al cristianismo. A partir de aquí pasó por alguna época que, considerada por los cristianos, se podría ver como “impura”. Pero más tarde empezó a acercarse más al cristianismo, ya formando parte de él.

Como iba en la búsqueda de la verdad se encontró que esa verdad estaba en dios. Por ello fue en la búsqueda de dios. Y de aquí su frase “Cree para entender y entiende para creer ” , en la que se ve que Dios es su método para el conocimiento.

Hizo esa búsqueda de dios, primero hacía en exterior y posteriormente hacia el interior. Pues esa busqueda desde el punto de vista cristiano está considerado acto digno de un santo.